Perú en postales


Atravesar Perú en autobús fue una experiencia sensorial que nunca había vivido hasta entonces. Los cambios abruptos de vegetación, las variaciones del clima y los ritmos diferentes que toma la vida en el norte, en el centro o en el sur del país no dejaron de maravillarme. Atesoro las primeras visiones del Pacífico que emergieron de repente entre las dunas gigantescas de un desierto amplísimo y reseco. No olvido aquella larga carretera que cruzaba el lienzo de la arena, el calor que se colaba por entre las ventanas mal cerradas, y la aparición de los primeros edificios limeños tras un agotador viaje de 24 horas desde Guayaquil. Y luego, emprender el camino a Machu Picchu, el reencuentro con algo que no conocía. Y después el Lago Titicaca, la primera de mis ahora innumerables alucinaciones en medio de los viajes.

Si quieres leer la crónica de mi paso por Perú, haz clic aquí.

Si te gustaron estas fotos, compártelas utilizando los botones que aparecen abajo, para que muchos conozcan las bellezas de Perú y de América Latina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s